¿Beber vino puede reducir el riesgo de Diabetes?

Nos hacemos eco de la noticia a través de Wine Spectator de un estudio que sugiere que beber vino de manera frecuente y moderada puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo II.

 

 

 

 

 

Conclusiones del estudio

  • No sólo la cantidad de alcohol que se consume influye en el riesgo de padecer diabetes tipo II si no también el periodo en que se consume.
  • Se determinó que aquellos que consumieron moderadamente (14 bebidas semanales hombres y 9 bebidas semanales mujeres) tenían un riesgo menor.
  • También tenían un riego menor aquellos que consumieron esta cantidad durante 3 o 4 días, frente a los que consumían esta cantidad un intervalo inferior (1 o 2 días) o un intervalo superior (más de 4 días).
  • El consumo moderado de vino se asoció con un riesgo considerablemente menor en comparación con la abstención o el consumo poco frecuente.
  • Los resultados para la cerveza y bebidas espirituosas fueron menos concluyentes.

La frecuencia con la que se toma alcohol puede determinar beneficios protectores contra la diabetes Clic para tuitear

No es el primer estudio que vincula la reducción de diabetes tipo II con el consumo moderado de alcohol, pero este grupo de investigadores ha encontrado más evidencias acerca de este tema y sugiere que la frecuencia con la que se toma alcohol puede determinar beneficios protectores contra esta enfermedad.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete 

.

Según Janne Tolstrup, que lidera el grupo de investigadores de la Universidad del Sur del Instituto Nacional de Dinamarca, numerosos estudios ya han encontrado que el riesgo de diabetes es inferior entre aquellos que consumen de manera modera alcohol frente a los que lo no beben o los que beben en exceso, pero en su estudio han encontrado que “Nuestro objetivo era averiguar si la frecuencia en el consumo de alcohol juega un papel muy importante en esta asociación de reducción de riesgo de sufrir diabetes”

Muestra del Estudio

¿Quieres saber cuál fue la muestra del estudio? Clic para tuitear

El estudio, publicado en la revista de investigación de Diabetes “Diabetologia” utiliza datos de la Encuesta de Exámenes de Salud de Dinamarca, una encuesta del 2007 sobre la dieta, los hábitos de fumar,  la ingesta de alcohol y la actividad física de los adultos daneses. A partir de los datos los investigadores identificaron 70.551 participantes sin diabetes (28.704 hombres y 41.847 mujeres) y rastrearon sus hábitos de consumo y salud de los últimos 5 años.

Al final del estudio en 2012:

  • 859 de los hombres y 887 de las mujeres desarrollaron diabetes.
  • Los investigadores determinaron que aquellos que tuvieron menos riesgo bebían: 14 bebidas semanales para los hombres y nueve bebidas alcohólicas semanales para las mujeres (esta frecuencia es la que se considera moderada por parte de los médicos)

Además de la cantidad alcohólica, se comprobó que aquellos que distribuían el consumo a lo largo de 3 o 4 días a la semana mostraron un riesgo menor en comparación con los que lo consumían la misma cantidad en 1 o 2 días o durante más de 4 días.

Los investigadores advierten que “Nuestros resultados no pueden ser utilizados para dar consejos a pacientes o cualquier otra persona, ya que nos centramos estrechamente en una sola enfermedad, la diabetes, y el alcohol está asociado con un mayor riesgo de muchas enfermedades”

¿Todas las bebidas alcohólicas dieron el mismo resultado?

Además de la frecuencia con la que las personas bebían, el estudio también examinó el tipo de alcohol que bebían. El consumo moderado de vino, en particular, se asoció con un riesgo considerablemente menor tanto para hombres como para mujeres, en comparación con la abstención o el consumo poco frecuente. Los investigadores especulan que esto se debe a las propiedades de equilibrio del azúcar en la sangre de los polifenoles que se encuentran en el vino tinto.

El consumo moderado de vino se asoció con un riesgo menor de diabetes Clic para tuitear

Los resultados para la cerveza y las bebidas espirituosas fueron menos concluyentes. Curiosamente la cerveza parecía reducir el riesgo sólo para los hombres, y el consumo de bebidas alcohólicas frecuentes indicaba que no había asociación para el riesgo de diabetes en los hombres, sino un mayor riesgo de diabetes para las mujeres. El 70 por ciento de todo el alcohol consumido por las mujeres en el estudio era el vino, y muy pocos participantes, varones o mujeres, reportaron beber una cantidad significativa de bebidas espirituosas. Con lo que las correlaciones específicas de la bebida siguen siendo poco claras.

Un vaso diario de vino podría ayudar a mantener la diabetes a raya. Clic para tuitear

El estudio ofrece resultados positivos para los bebedores moderados de vino. Aunque usted obviamente no debe contar con su vaso diario (o dos) de vino para resolver sus problemas de salud, tener algunas bebidas distribuidas a lo largo de la semana, y mantener otros hábitos saludables, podría ayudar a mantener la diabetes a raya.

Todos los estudios apuntan a que un consumo moderado de vino aporta beneficios a nuestra salud, pero no hay las mismas evidencias de otras bebidas alcohólicas, sabiendo esto ¿Por qué bebemos cada vez más bebidas espirituosas y el consumo de vino sigue bajando en España?

Puedes dejar tus comentarios en la parte inferior de este post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here