No sabes de vinos y lo sabes, ¿o tal vez sí?

Seguro que estás un poco cansado de permanecer en silencio mientras todos dan su opinión sobre el vino que estáis tomando. Además, parece como si todo el mundo, menos tú, entendiera mucho del tema. Lo cierto es que te gustaría alguna vez poder participar en esas conversaciones y dar al menos la impresión de que sabes de lo que estás hablando. Claro que empezar a asistir a catas de vino, leer libros especializados y estudiar en profundidad el mundo del vino no entra en tus planes. Pero hay otra opción, como no sabes de vinos te vamos a enseñar como aparentar que sí dominas el tema.

 Consejos para fingir que sabes de vinos

No sabes de vinos, consejos para que parezca que sí Clic para tuitear

Con estos rápidos consejos parecerás todo un experto en vino:

  • Es diferente. Si eres el primero en hablar sobre el vino que se está degustando di que es diferente, suena ambiguo, pero también da la impresión de que entiendes. Después escucha la opinión de los expertos y apóyate en ella.
  • Utiliza términos en francés. Hazlo, pero con propiedad. Por ejemplo, bouquet, que se refiere al aroma, pero no olvides que solo se puede utilizar con los vinos envejecidos.
  • Imita una cata. Mira primero el vino, cogiendo la copa por el pie, después gira la copa para mover el líquido y acércala suavemente a tu nariz, y por último saboréalo lentamente.

» También te puede interesar: ¿Qué vinos llevar a una cena de amigos?

  • Pedir el vino. En un restaurante si te toca pedir el vino apuesta por alguno que tenga un precio medio, nunca el más caro, aunque si te lo puedes permitir puedes escoger uno de los más caros. Si alguien pone en duda tu elección, afirma que ha cambiado mucho el concepto sobre qué vino es mejor para cada tipo de comida y que te gusta innovar.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete

¿Qué es saber de vinos?

¿Qué es saber de vinos? Clic para tuitear

Para algunos expertos saber de vino incluiría estos puntos:

  • Deberíamos saber que las uvas negras son para el vino tinto y las blancas para el blanco, aunque no es una regla 100% exacta. En el caso de los rosados se utilizan uvas blancas y negras. Eso sí, la uva no tiene color, es su piel la que cuenta con tonalidad.
  • El vino se clasifica por su dulzor y por su edad. Un vino joven es el que se ha elaborado el mismo año en el que se etiqueta. El semicrianza, o roble, es el que ha pasado poco tiempo en madera. Mientras que los crianza tiene que haber pasado dos años desde su elaboración, y al menos uno de ellos en barrica. El reserva ha sido envejecido durante tres años enteros, uno de ellos en barrica, y el gran reserva es el que cuenta con una uva de gran calidad, ha pasado más de dos años en barrica y tres en botella. Es entonces cuando se etiqueta.
  • Se utiliza primero la vista, luego el olfato y al final el gusto.
  • Es necesario conocer qué copa se debe utilizar con los diferentes tipos de vino.

» También te puede interesar: ¿Cómo afecta al vino el tipo de copa que utilicemos?

  • Acompañamiento. Es cierto que teóricamente a cada clase de comida le corresponde un vino, pero no hay que ser dogmáticos.

¿Sabes todo esto sobre vinos? Ahora tienes unas nociones básicas. ¿Sabes realmente de vinos? Si sabes lo que te gusta y disfrutas con él, entonces sí, eres todo un experto en vino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here