El vino Estones PX Unico es una fuente inagotable de inspiración y noticias. A diario los medios de comunicación hablan de nuevos vinos, de nuevas experiencias o de nuevas formas de relacionar el vino con la sociedad, la cultura o el entorno. Los distintos tipos de suelo y microclimas, las diversas variedades o el cultivo de la vid a distintas altitudes, provoca la aparición de vinos especiales con un sello particular que nos permite conocer, descubrir y vivir nuevas experiencias.

Debido a la dilatada historia vinícola de nuestro país, son constantes las apelaciones de los elaboradores a la tradición con el fin de preservar la identidad de nuestros vinos. El mundo del vino intenta recuperar variedades, formas y antiguos métodos de elaboración y al mismo tiempo no renuncia a las ventajas que ofrece la moderna enología. Hoy se emplean las técnicas más avanzadas para conservar todas las propiedades de nuestras uvas, mezclamos tradición y tecnología para obtener los mejores resultados. Son continuas las noticias que nos hablan de la recuperación de antiguos viñedos y variedades o de nuevas formas de cultivo con la finalidad de obtener mejores resultados y ligar con el pasado.

Cada denominación de origen trabaja para consolidar y fortalecer su posición en el mercado y también cada uno de sus elaboradores intentan hacerse un hueco en el sector. La Denominación de Origen Terra Alta es un buen ejemplo de ello y su Consejo Regulador trabaja para divulgar la bondad de sus vinos blancos elaborados con las típicas garnachas, parelladas o macabeos y al mismo tiempo autoriza el cultivo de otras variedades como Pedro Ximénez, consciente de la importancia de conservar las uvas históricas, aunque sea de forma testimonial. Hablando de Pedro Ximénez, el cultivo de dicha variedad se remonta al siglo XII, coincidiendo con el establecimiento en Scala Dei de la primera cartuja de la península ibérica. Fueron los monjes cartujanos los responsables de la reintroducción del cultivo de la vid en el territorio, aportando variedades originarias del centro de Europa.

Fruto de este afán innovador y recuperador, la bodega Vins de Mas Sersal  nos presenta su Estones PX, 100% Pedro Ximénez. De una viña vieja de sesenta años, ubicada en el término municipal de Batea, se obtiene un vino único. Después de una  lenta fermentación que ha durado treinta y seis días y de una crianza en lías durante seis meses en depósito de acero inoxidable, nace un vino que una vez estabilizado, clarificado y filtrado, se ha embotellado.

Estones PX tiene un color amarillo oro nuevo con reflejos verdosos, limpio y brillante. En nariz predominan aromas primarios y destaca el gusto a melocotón de secano, albaricoque, uva y miel, fresco y con buena acidez. Estos aromas de fruta compleja, larga y persistente, se mezclan y en su final de recorrido se manifiesta ligeramente salino y refrescante.

Si hablamos de maridaje, por su estructura y complejidad, Estones PX tiene un amplio abanico de combinaciones. Pasta, ensaladas con frutas, ahumados, marinados, quesos de pasta blanda y leche cruda, pescados y carnes suaves, maridan perfectamente con Estones PX, ya sea por afinidad o por contraste.

En definitiva, dada su elaboración y zona de producción, Estones PX es un vino único elaborado con una variedad histórica e íntimamente ligada a estas tierras. Estones PX es una de estas novedades que no podemos ignorar y al mismo tiempo es una demostración palpable de la inquietud que existe en el mundo del vino por innovar, recuperar y ofrecer vinos singulares, únicos y de calidad contrastada. Salvi Moliner, enólogo, y Sergi Montalà, somelier, son los artífices esta perla que pretende llegar a vuestras mesas.

Comprar este vino y otros vinos de MAS SERAL – ESTONES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here