El Vino y los escritores Romanos

El vino ha formado y sigue formando parte importante en la cultura mediterránea y por ello, lógicamente, tanto en la cultura griega como en la romana. Y ya es clásico aquel aforismo que decía: “Bonum vinum laetificat cor hominis” /el buen vino alegra el corazón del hombre. También a fórmula medieval de bendecir la mesa, “Deus qui fecit totum, benedicat cibum et potrum” / Dios que lo hizo todo, bendiga la comida y la bebida. Estos dos pensamientos son pruebas evidentes de la importancia del vino en la vida y cultura de los romanos.

el-dios-romano-baco

Dejando al margen pensamientos como el de Lucio Anneo Séneca cuando afirma que “el vino lava nuestras inquietudes, enjuaga el alma hasta el fondo y asegura la curación de la tristeza” o el de Marco Tulio Cicerón aseverando “que los hombres son como los vinos: la edad agria los malos y mejora los buenos” vamos a centrarnos en la Oda XX del Libro 1ro. del poeta más importante de la literatura latina, Quinto Horacio Flaco, cuando invita a Mecenas a degustar un vino sencillo aconsejándole de esta lirica forma:

Quinto Horacio Flaco

Ven a probar con sencillos vasos un sabino 
modesto que yo mismo, una vez tapado en un ánfora griega,
me ocupé de sellar, cuando en el teatro se te tributó,
ilustre caballero Mecenas,
aquel aplauso tal que al unísono las riberas
del río de tus antepasados y el jocoso eco
de la colina Vaticana te devolvieron
las aclamaciones.
Luego tu continuarás bebiendo cécubo y uva pisada
en una prensa calena: mis copas, en cambio, no las llenan
ni las vides filtradas de Falerno ni tampoco

Las colinas de Fornias.

El vino era igualmente empleado entre los romanos como medicina para aliviar ciertas enfermedades. Así Celso en su obra “De Medicina”, recurre al vino en múltiples ocasiones como medicina curativa.

“Bebedor notorio, Frige, era Aulo, tuerto de un ojo y legañoso del otro. A éste el médico Heras le tenía dicho: “Cuidado con beber; como bebas vino, no verás nada”. Entre risas, dijo Frige a su ojo: “¡Cuídate!”. Y sin pérdida de tiempo se hace preparar unos cuartillos, pero bien seguidos. ¿Preguntas por el resultado? Frige bebió vino; el ojo, veneno. (Marcial, VI, 78)”

Los romanos recibieron de griegos y etruscos las primeras lecciones de vinicultura y rápidamente se ampliaron estos conocimientos por partes del Imperio Romano, como Francia, España, Alemania, etc.. .Las obras de Catón – De Agricultura – , de Columela – De re rústica – amen de las obras de Varron, Horacio, Virgilio, etc… permiten conocer la influencia del vino en la cultura romana.

Te agradecemos  nos puedas dejar tus comentarios de cara a ampliar la información de este post y te invitamos a subscribirte a nuestra newsletter para estar informado sobre los últimos post que se vayan publicando.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here